REQUIEST.CAT IN PACE

domingo, 20 de octubre de 2019

   Ahora que ya acabó el juicio del Procés y tenemos la tan esperada sentencia en la mano, nadie está contento. Para unos es dura, para otros blanda, unos dicen que les da la razón (castigando a los sediciosos) y los contrarios que también les avala (demostrando la persecución que sufren por los españoles). Estamos en la casilla de salida pero con un país en conflicto.

   Estos pirómanos que nos gobiernan han judicializado lo que era una cuestión política. Han tratado de que los jueces juzgaran un sentimiento y resulta que en los gruesos códigos de la Ley no existía ese delito, por eso necesitaron juzgar otros. Desde que el PP llevó al Constitucional el Estatut de Cataluña, recogiendo cuatro millones de firmas (en mesas petitorias, esas que tanto gustaban a las damas del franquismo) hasta hoy, solo ha habido gasolina y pólvora en el camino. Si existía un sentimiento nacionalista en Cataluña, los discursos incendiarios no han hecho más que hacerlo crecer.

   PP y Ciudadanos han derrochado ingenio adjetivando de golpistas, secesionistas y otros calificativos panfletarios a diestro y siniestro(más a siniestro que ha diestro). Se aplicó el 155, un artículo que estaba aparcado en la Constitución y casi nadie sabía para que servía. Ahora hasta esto parece poco, hablan de poner en marcha la Ley de Seguridad Nacional, detener a Torras, meter en la cárcel a todo detractor de la España Una, Grande y Libre… Todo muy conciliador. Los de Vox puede que acaben queriendo sacar los legionarios a la calle o llevar la guardia mora a Cataluña, está por ver.

   Desde el otro lado de la barricada, los “gobernantes” catalanes han tenido Cataluña desgobernada, siguen en la agitación permanente de la calle. Acuden a la emoción, a la estelada, al himne dels segadors, al Barça, simbología y patriotería que a mí sólo me recuerda a los caudillos. Siguen construyendo el castellet imaginario de la República Catalana, convocando a las urnas sin garantías, decretando en un si pero no la República Independent. De aquellos polvos vienen estos lodos.

   A todo esto, si no supiéramos quienes son algunos de los que hondean la bandera... vienen de los Pujol (que hizo hablar a Aznar en catalán en la intimidad, no sé si del lecho de la cohabitación, mientras su mujer lo anotaba todo en el misal), de los Mas, de Puigdemont. Todos estos eran colaboradores con España y ahora se han hecho enemigos de España. No comprendo cómo han conseguido el crédito de los catalanes después de tanta mentira. Yo, como valenciano me siento unido a Cataluña, por un idioma, por una cultura, por tantas cosas que nos unen con ellos como nos unen ya con madrileños, extremeños, maños, murcianos o andaluces. Porque llevamos tanta historia juntos que es difícil entendernos por separado. Respeto a quien piense lo contrario, pero en cualquier caso, algo habrá que hacer para solucionar este desaguisado.

   La Justicia ha hecho lo que se le pidió. Ahora tocaría actuar a los políticos, pero con esta plantilla, apañados vamos. No sé si tras las elecciones habrá gobierno, pero hasta en ese supuesto es difícil arreglar lo que se ha estado rompiendo en años.

   La realidad es que la sociedad catalana está ahora partida en dos y no puede existir una solución sencilla. No se puede arrasar a la mitad de los catalanes, no pueden independizarse como predican unos, no podemos tomar por la fuerza una Cataluña que no nos quiera. Algo habrá que hacer para hacernos querer de nuevo. Que busquen psicólogos, terapeutas o que aparezcan políticos que sepan hacer su trabajo.

   Entre tanto, dejen en paz el catalanismo y el españolismo, dejemos que Cataluña lama sus heridas en paz y pongamos remedio a este sinsentido. ¡Parlem!

LA TEMPESTAD Y LA CALMA  escrito hace 2 años, en 10 octubre 2017


FASCISTAS

sábado, 5 de octubre de 2019

   No son más que fascistas, usan su lenguaje, escupen sus ideas. La mentira no les importa, sólo defender lo indefendible. ¿Cómo se puede decir que 13 chicas ejecutadas, asesinadas por el delito de adhesión a la rebelión, en un juicio sin garantías, como tantos otros, eran violadoras y torturadoras? ¿En alguna cabeza puede caber que esas chicas, muchas de ellas menores de edad violaron a alguien, lo torturaron? Produce repugnancia escucharlo de quien defiende un régimen que ha premiado torturadores, que pasean por nuestras calles teniendo a sus espaldas cientos de impunes delitos cometidos al amparo de unos gobernantes indignos. Produce un sarpullido de rabia escuchar decir estas cosas de quien ensalzan a un muerto que se golpeaba el pecho con una mano mientras firmaba sentencias de muerte con la otra. Últimamente se oyen discursos tan caducos, como el de Diaz Ayuso relacionando la exhumación de Franco con la quema de iglesias y parece que exista una disputa en conseguir la abominación más abyecta, la de Ortega Smith parece insuperable, ya veremos. Me estoy acordando de los titiriteros y otros a los que llamaron terroristas y fueron denunciados desde los altavoces de la derecha o por la agrupación de juristas católicos (o algo así), ¿dónde están ahora? ¿No son punibles estas palabras, deshonrosas, indignas?

   Me da igual que lo condenen o no, me importa poco lo que un individuo de ese calado pueda decir. Lo que me importa es que en mi país (en mi patria) pueda existir gente que aplauda estas palabras, ni en la derecha ni en la izquierda. Eso es violencia. Eso es una burla a la inteligencia. Este individuo es del bando de Millán Astray cuando gritaba a Unamuno: ¡Muera la inteligencia!¡Viva la muerte! Es un indeseable peligroso. Espero que los que por las armas vencieron y nos sumieron en años de atraso frente a Europa, pierdan ahora en las urnas. Espero que discursos como este despierten a los que no quieren ver que los que vienen a “salvar a España”, no son más que fascistas.


A las trece chicas asesinadas el 5 agosto de 1939 por los fascistas


OPEN MINDS

viernes, 16 de agosto de 2019

   Perplejos y abochornados seguimos contemplando como pasan los días y permanecen los refugiados retenidos. Motivos inconfesables de bajeza política han enquistado la situación. El ministro Salvini impide el desembarco por razones de Honor y de Ley (la del más fuerte o la del más cínico). La Justicia no importa, tampoco la Humanidad, mucho menos los negros si son pobres y cuya condición humana parece desvanecerse para la Europa dormida. Por qué necesitamos instituciones europeas nacidas para construir una sociedad avanzada en valores, si cuando se ponen a prueba resultan del todo inútiles. Cómo podemos consentir que se trate de justificar la inacción en una situación tan grave. Personajes como el ministro de interior italiano imitan la conducta del “duce”, presumiendo de su inhumanidad, amparándola en el honor del pueblo italiano. No sé si para los italianos esta actitud de su ministro va a ser premiada, si es así, mi miedo crece. 
   Aquí en nuestro país, la derecha utiliza la inmigración como arma política. Aquellos que asisten cada domingo a las misas, se confiesan y golpean fuerte su pecho ante Dios, abofetean al Creador al actuar en contra de sus hermanos negros. 
   Acaso debemos esperar a que ocurra una fatalidad para que los mandatarios entonen los minutos de silencio, para que se lamenten de la desgracia y deploren esta parálisis en la acción. ¿En verdad podríamos mirarnos en el espejo si esos hombres, mujeres y niños que huyen de una guerra, que temen volver a Libia, murieran por nuestra dejadez? Les hemos empujado a la miseria, nosotros los salvadores, enarbolando la bandera de la democracia expulsamos a su dictador y ahora los hemos abandonado ante otros tiranos. ¿No existe en Occidente ningún remordimiento, ningún sentido de culpa por su desgracia? 
   Si el fascismo nos va a hacer comulgar con las ruedas de molino de la intolerancia y la insolidaridad, es que estamos tocando fondo.

   Por el Open Arms, por el Ocean Viking, por los casi 19.000 muertos en el Mediterraneo de los últimos cinco años, abramos los ojos y la mente, open eyes, open minds.



Personas humanas, no inmigrantes.

Els negres. Lluis Llach

SOCIEDAD PACIENTE

martes, 23 de julio de 2019

   Somos una sociedad paciente, pero se me escapa que es lo que eso significa. Si vamos al significado etimológico, paciente viene de patiens, del verbo pati: padecer, aguantar, tolerar. Los políticos que elegimos han potenciado esta supuesta virtud.

  Los toleramos estoicamente, ¿Se puede decir que sufrimos? Si, pero en silencio. Como un mal necesario o inconfesable (siempre tuvieron esa fama las hemorroides). El caso es que ellos dirimen sus luchas de poder al margen de nuestra opinión. Nos la pidieron un día, pero fue un simple gesto de cortesía. Hace casi dos años que sigo viendo los mismos actores interpretando el mismo papel, cambia el escenario pero ellos siguen sin cambios de guion. Asistimos a la función con paciencia, esa cristiana virtud que hemos convertido en vicio.

   Quizás paciencia viene de paz porque hemos adquirido la paz de los muertos. Se nos murió la inquietud de tanto usarla, es posible que la paz nos llegó por la comodidad, por el gusto de vivir en la paz ignorante. ¡Que inventen otros! ¡Que piensen otros! Requiescat in pace. Pacientes de una enfermedad paralizante, como las enfermedades degenerativas que dejan postrado al enfermo. Enfermos, muertos, paralíticos, apáticos, somos hombres y mujeres de paz, pacientes.

   Cabe la posibilidad que paciencia venga de pacer, pacer con la mansedumbre del rebaño. Comer, beber, defecar y contemplar cómo se pasa la vida tan callando.. Asistiendo atónitos, impasibles, a los discursos vacíos y precocinados de los líderes, mientras toman posiciones, mientras dirimen su relevancia. Es una batalla de egos en la que somos espectadores pasivos. Entre tanto, todo aquello que conseguimos cuando estábamos despiertos se va convirtiendo en humo. 

   El Parlamento sigue y sigue, sesión tras sesión en una pantomima que no lleva ningún lugar. Nos asomamos a la pantalla con el pretexto de mostrar interés, pero nadie se dirige a nosotros, los discursos son de consumo interno. Ellos que son los políticos son los que saben, el resto de la sociedad, ignorante, debe limitarse a depositar el voto tantas veces como se lo pidan.
   Y para acabar de atontarnos, estrenan los Japón (Que conste que me caen bien Maria Leon y Dani Rovira, pero esto....)

   ¡Señor dame paciencia!



EL AMOR EN LOS TIEMPOS DE LA CÓLERA

sábado, 6 de julio de 2019

   Quien desprecie el amor que se pudra en el infierno. Cuando digo el amor no me refiero al amor de telenovela, ni a la dulce miel de rosas que se vende a las princesas. Hablo del amor verdadero, el principio vital que nos hace hombres y mujeres, que permite que seamos algo más que bestias.

   Es fácil el amor. Su regla es sólo una, el amor es generoso, nunca egoísta. No puede dañar al otro porque el fin es justamente el otro. No puede haber más amor prohibido que el que provoca dolor, el que infringe daño por maldad o por indiferencia.

   En la semana del orgullo Gay, apuesto por el amor de tod@s aquell@s que deciden amarse sin cumplir estereotipos. Me alegro profundamente de que puedan realizar sus sueños de amor, que adquieran el derecho que les pertenece a ser como desean ser. Nada de ello me resta felicidad, ninguna de estas manifestaciones de amor me agrede, más bien entiendo que su lucha es la lucha del mundo por librarse de la falsedad y la hipocresía. Me sumo a su alegría. 

   En los tiempos que anuncian nubarrones en las mentes perturbadas de los coléricos. En los días que se desprecia la diferencia por colectivos que venden guerra y no amor. En estos días aciagos que vemos reverdecer el fascismo, apuesto por el amor y no la barbarie.



IN MEMORIAM A DIOS

jueves, 4 de julio de 2019

   Dios murió y nos dejó huérfanos, nos abandonó al caos. El séptimo día no descansó si no que quedó tendido en la Tierra recién creada, desolado, arrepentido. Desde entones arrastra una depresión que le impide intervenir en los acontecimientos que se suceden. Cada vez que se asoma en su trono celestial y mira hacia los infiernos nos ve cometiendo fechorías. Los crímenes que adornan el turbulento mundo le producen indiferencia, pero se sobresalta ocasionalmente por los acontecimientos más cotidianos. Estos días tuvo una lipotimia tras conocer como un hombre y su hija aparecían ahogados en una playa de México esperando cruzar a EEUU. Pequeñas tragedias casi sin importancia despiertan su desánimo crónico. Ver las democracias silenciadas por el mercado, asistir al ascenso de los impíos al poder le produce cansancio.

   Ya nada podía sacarlo de su Tristeza vital, caminaba tropezando con las nubes, trastabillando, vacilante, como un sonámbulo. Ni los triunfos de la Ciencia, ni las buenas obras de muchos de sus hijos conseguían devolver la sonrisa a su hierático rostro.

   Se nos ha ido un Creador de sueños, porque el tiempo del sueño ha acabado, viene ahora el tiempo de la Verdad. De la cruda realidad que llega calentando el Orbe y destruyendo sus criaturas. Bienvenidos al mundo sin Dios. Sólo de patrias y banderas vivirá el Hombre.

   Lo encontraron dos ángeles, incorrupto porque su ser es imputrescible, pero rígido. Murió sólo, abandonado por sus hijos. Quizá había muerto días atrás, nadie lo sabe porque no recibía visitas.

   Pido una oración por su alma.

A Dios le pido. Juanes