LA MATERIA DE LOS SUEÑOS

El barro, hombres y mujeres nacimos del barro. Tierra y Agua amasados por un Dios omnisciente o por una Naturaleza que indefectiblemente llevaba a la vida. Nuestra agua, el sudor del trabajo y del miedo son los humores del pobre, el llanto de los miserables que bregan con la tierra para vencerla.

Llenamos ríos de lágrimas y dejamos que la corriente se lleve la pena. Lágrimas que se perderán en la lluvia. La alegría apenas forma pequeños regueros frente a los torrentes que el dolor crea.

Si la materia de la carne es el barro, la del alma es el aire.

No el viento, que mueve los molinos de los sueños. Es el aire quieto, la esencia que proviene del aliento de Dios vertido sobre el barro, el neuma que constituyó el espíritu vital del hombre. En la tristeza el vacío se adueña del alma entregada a la Nada. En la alegría la luz de gas de neón de la vida incendia el alma.

Si la carne es barro y el alma aire.

¿Cuál es la materia de los sueños?

Sólo el Fuego puede producir los sueños. El fuego que provoca la ebullición de nuestra materia acuosa, de sus burbujas surge el aire, que no es sino alma evaporada. En su calor se cuece el barro convirtiéndolo en vasija, allí se contienen los sueños. Por ese fuego se fraguan esperanzas e ilusiones, en el rojo brillante se templa nuestro acero moldeándose como la arcilla. Cada una de las brasas, azuzadas por el viento creador se convierte en llama y hace que el aire se eleve, que crezca y nos haga gigantes. El fuego nos lleva hasta donde los dioses habitan. Junto al fuego nos sentimos poderosos y nuestra sombra se hace grande y baila. Donde la llama no alcanza sólo cabe el frio y el miedo, los fantasmas de la negra noche.

No podemos dejar que se apaguen las ascuas que alimentan nuestros sueños.
La ceniza es como la muerte.

“¡Oh tiempo que ves pasar todos los destinos humanos, dolor y alegría; la suerte a la que hemos sucumbido, anúnciala a la eternidad!”
Epitafio a los guerreros atenienses caídos en la batalla de Queronea.


Blade Runner: "Como lágrimas en la lluvia"

Escenas de Bade Runner (1982). Película de ciencia ficción dirigida por Ridley Scott basada parcialmente en la novela de Philip K. Dick ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?