domingo, 10 de octubre de 2010

DEJAME QUE TE HABLE DE MI (dedicado a mi familia)



Hoy hace 48 años que llegue al mundo , al otro, al que disfrutamos a diario sin darnos cuenta (aunque mi padre me inscribió el 6 de octubre). Mi cumpleaños en el Chad va a ser al menos original, esta tarde hemos bajado a la ciudad, otra vez furgonetas colectivas (de 20 personas) y taxis con 7 (por cierto el primer taxi se ha parado, ha bajado el taxista con un destornillador y ha levantado el capó para arreglarlo, mientras esperábamos). He bajado con dos estudiantes (Omaima y Stive), Mónica, Javier y cinco italianos. Hemos ido primero al centro cultural Ali Mustafa, pero no había nada, desde el mercado hemos llegado a la Amandine (une pâtisserie). No niego que hemos estado bien, pero OS HECHO DE MENOS.
Llamaré más tarde a casa para hablar con mi Penélope que teje para mí una tupida y larguísima capa de besos, que espero me guarde hasta la vuelta. Preguntaba Victor Manuel ¿dónde irán los besos que no damos?, se convierten en pensamientos y el pensamiento sí puede viajar en el tiempo y en el espacio, es la cuarta dimensión, la energía que curva el espacio-tiempo. Ahí van los que devuelvo a todos aquellos que sabéis que hoy es mi cumpleaños y me estáis felicitando, os devuelvo los abrazos que me distéis, los besos que recibí. Se puede estar sólo entre la multitud, o acompañado el lugar más remoto. Porqué sé que pensasteis en mí, os devuelvo el pensamiento que ahora escribo. Me ha venido a la memoria el poema de Goytisolo, palabras para Julia: ”.... cuando te sientas sóla, no te apartes del camino, no digas no puedo más y aquí me quedo, acuérdate de lo que un día yo escribí pensando en tí como ahora pienso...”.